fbpx

Nuestro programa de voluntariado comienza a dar sus primeros resultados

Nuestro programa de voluntariado comienza a dar sus primeros resultados

Taller centros florales

Hace apenas unas semanas que comenzó a funcionar nuestro programa de voluntariado y ya ha comenzado a dar sus primeros frutos.

En Aguilar de Campoo, la primera voluntaria oficial, Pilar Heras Ibáñez, ha impartido un taller de elaboración de centros de mesa.

Pilar ya era usuaria de nuestro servicio Contigo en Casa y cuando le comentamos la posibilidad de hacerse voluntaria, no lo dudó”, comenta Ángela Soria, fisioterapeuta. ¿Qué hacer? Fácil, algo que le encanta y, además, disfruta y sabe explicar: crear centros de mesa. Dicho y hecho. Esta semana, buscó el momento perfecto para acercarse, preparó los materiales necesarios en colaboración con el equipo de Tercera Actividad, especialmente, por Jose Sogorb, compañero del área de fisioterapia, y el resultado no ha podido ser más gratificante tanto para la voluntaria, como para sus avezadas alumnas.

“Todas han pasado un rato entretenido, porque no solo se trata de crear un centro de mesa, sino de desconectar, sentirse útil, compartir experiencias y mejorar habilidades”, apunta Ángela. Con materiales reciclados, usando cuerda, latas, telas, algunas plantas, flores, piñas y, sobre todo, cariño, esmero y mucha paciencia, han diseñado cinco preciosos centros florales que ya adornan las salas de nuestro centro de Aguilar.

Cómo participar en el programa de voluntariado

El reto ahora es que más personas sigan el ejemplo de Pilar, sumándose a nuestra red de voluntariado. Pero, ¿quiénes pueden ser voluntarios y qué tipo de acciones realizarán?. En principio, cualquier persona dispuesta a ayudar y compartir, desde el compromiso y la empatía, puede ser voluntaria. En cuanto a las tareas y cometidos, son muy variadas y se adaptarán al perfil, los gustos, horarios y necesidades tanto de las personas mayores como de las voluntarias.

Así, por ejemplo, podrán acompañar de forma presencial o telefónica; prestarles apoyo social y afectivo e, incluso, llevar a cabo talleres u otras actividades formativas y de ocio, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los residentes. ¿Cómo hacerse voluntario? Fácil, tan solo has de rellenar un sencillo cuestionario que encontrarás en el siguiente enlace y nos pondremos en contacto contigo.