Nuestro equipo: Marimar Espartero

Nuestro equipo: Marimar Espartero

Para que un barco navegue hacia buen puerto es esencial que tenga un buen capitán. En este caso, capitana, Marimar Espartero, ella es la directora del Área de Atención Social de la Fundación Santa María la Real, de quien depende el buen funcionamiento de nuestros centros Tercera Actividad.

Diplomada en Trabajo Social y Licenciada en Sociología, Marimar inició su andadura en la Fundación, antes incluso de que ésta fuera tal. Comenzó con los primeros programas de Escuelas Taller que sirvieron para restaurar el monasterio. Aún recuerda que le tocó trabajar como “albañil” y lo rememora con orgullo y con satisfacción porque contribuyó a construir desde los cimientos lo que hoy es la Fundación.

Tras su paso como alumna por las Escuelas Taller, entró como formadora en la Casa de Oficios de La Pernía especializada en atención social y, posteriormente, fue la directora de la que daría origen a nuestros centros Tercera Actividad. Dirigió durante años el centro de Aguilar. Su buen hacer a la hora de guiar al equipo, posibilitó que la aventura se extendiese a León y la consagró como directora del Área de Atención Social de la Fundación.

¿Lo mejor de su trabajo? Lo tiene muy claro, “sentir que soy útil, que puedo ayudar a mejorar la calidad de vida de otras personas, es lo que hacen día tras día ella y todo el equipo del área de Atención Social. Marimar es quien se ocupa de marcar el rumbo, de recordar que lo más importante siempre, “son las personas a las que atendemos”. Con el oído alerta y la mirada dispuesta para escuchar, para buscar nuevas oportunidades y retos de futuro, “para no estancarnos y dar una respuesta inmediata a las necesidades de la sociedad y del entorno en el que trabajamos”.

Una respuesta

  1. […] Tercera Actividad, como la propia Fundación, surgió al albor de las Escuelas Taller, recuerda Marimar Espartero, directora del área de Atención Social de la entidad. Ella misma participó como formadora en la […]

Los comentarios están cerrados.